Lesiones del sistema nervioso – UPV

Lesiones del sistema nervioso  - UPV

Un equipo del Centro de Biomateriales e Ingeniería Tisular (CBIT) de la Universitat Politècnica de València ha diseñado y caracterizado in vitro unos nuevos neurocables para la reparación de lesiones del sistema nervioso.

A día de hoy no existe una terapia clínica eficaz para la regeneración de lesiones nerviosas que afecten a longitudes de nervio superiores a los 2 cm, donde el nervio no puede encontrar su objetivo y, a menudo, ese nervio desorientado termina anudándose en una bola dolorosa llamada neuroma. 

En lesiones menores se emplea el injerto de nervio, normalmente del propio paciente (autoinjerto) o de un donante (aloinjerto). Sin embargo, cuando se trata de grandes lesiones superiores a los 2 cm de longitud, no se han logrado resultados satisfactorios. Así que resulta estratégico identificar nuevas formas de reconectar los nervios seccionados y de estimular su reparación y regeneración.

La alternativa, los neurocables del CBIT-UPV

Ante la imposibilidad de regenerar tractos en grandes lesiones nerviosas, el equipo de la UPV ha propuesto el empleo de un dispositivo multimodular denominado neurocable, como solución a este problema. Este dispositivo está constituido por biomateriales con forma cilíndrica de origen natural y/o sintético, en cuyo interior se disponen haces de fibrillas paralelas para facilitar la regeneración. De esta forma, la longitud del neurocable puede variar entre 0.6 y 50 cm en función del tamaño de la lesión empleando más o menos número de módulos cilíndricos.

“Cada neurocable es capaz de albergar en su interior células auxiliares para favorecer el crecimiento axonal, creando una estructura similar a la que tiene un nervio que no está dañado y que podría ser de ayuda para favorecer la recuperación funcional”, explica Cristina Martínez Ramos.

Futura aplicación

Diseñados y caracterizados in vitro en los laboratorios del CBIT –y patentados por la UPV- el concepto de estos neurocables podría tener una futura aplicación en el tratamiento de patologías derivadas de lesiones en las estructuras tipo tracto del sistema nervioso periférico y el sistema nervioso central, provocadas por traumatismos, enfermedades neurodegenerativas, accidentes de tráfico y laborales, lesiones por armas de fuego, etc.

“La tecnología se ha caracterizado únicamente in vitro hasta el momento, con prototipos de implantes capaces de abarcar longitudes de lesión de alrededor de 2 cm. Los resultados prometedores in vitro nos han llevado a patentar esta idea, que debe ser validada mediante experimentos in vivo en modelos animales con grandes lesiones”, destaca Cristina Martínez Ramos.

Fuente: http://www.upv.es

Más artículos de la Universidad

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

Suscríbete al Grupo Tordesillas​

Introduce tu email y recibirás las novedades del Grupo Tordesillas mensualmente en tu correo electrónico.

Rolar para cima