La viruela del mono, una vieja conocida enfermedad en África – UAH

La viruela del mono, una vieja conocida enfermedad en África - UAH

El profesor del departamento de Medicina y Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá Jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, Santiago Moreno, nos detalla las características de esta enfermedad.

 – ¿Qué es la viruela del mono?

– Es una zoonosis, es decir, una enfermedad que se transmite de los animales a las personas, causada por un virus de la misma familia que el virus de la viruela. Los animales que sirven de reservorio a este virus son, en su mayoría, roedores (ardillas, ratas, lirones). El contacto directo con estos animales infectados es el mecanismo de transmisión más frecuente a humanos.

– ¿Cuál es su origen? ¿desde cuándo está en los humanos? 

– La viruela del mono es endémica en países de África Central (República Democrática del Congo) y de África Occidental (Nigeria). En estos países se describió la transmisión a humanos en 1970 y desde entonces ha habido allí algunos brotes que han incluido a un número importantes de afectados (más de 500). La mayoría de los casos que se incluyeron en estos brotes fue por contacto con animales infectados. La transmisión de persona a persona ha sido más rara, pero también se describió en el seno de los brotes descritos y en casos esporádicos posteriores. Curiosamente, la aparición de casos fuera de los países de África Occidental y Central se describió tan recientemente como en 2018, en viajeros procedentes de África y con una transmisión a un cuidador sanitario. 

– ¿Por qué se le ha dado tanta repercusión ahora?

– Desde que se describieron los primeros casos atendidos fuera de África, se han descrito ocasionalmente algunos casos en diversos países, siempre con un mecanismo de transmisión claro. Lo peculiar de la situación actual es que el número de casos es muy elevado en comparación con lo conocido, ha afectados a muchos países simultáneamente y ha afectado a un grupo de población muy concreto (hombres que tienen relaciones sexuales con hombres). El antecedente cercano de dos pandemias (VIH y COVID19) de consecuencias enormes ha hecho saltar la alarma por una potencial nueva y grave amenaza. Este hecho está seguramente, más allá del interés sanitario, en la base de la repercusión que ha tenido en los medios y, en consecuencia, en la población.

– ¿Cómo se contagia? ¿Qué medidas de prevención debemos tener?

– La transmisión entre personas es por contacto directo. No es fácil la transmisión porque precisa un contacto muy estrecho y prolongado. El contacto puede tener lugar a través de las lesiones cutáneas que causa la enfermedad (son lesiones ulcerosas muy semejantes a las de la viruela o, más conocidas para nosotros, las de la varicela) o de las gotas respiratorias más gruesas. Es decir, no se transmite por aerosoles, a larga distancia, sino por el contacto con esas gotas de modo directo o sobre superficies, como se estimó inicialmente para la COVID19. En relación con el brote actual, es importante tener en mente que la transmisión sexual no se ha establecido como el mecanismo de transmisión en estos casos y se sigue considerando que el contacto directo y estrecho haya sido el mecanismo implicado.

De estos mecanismos de transmisión, cabe deducir las medidas de prevención de la transmisión. Básicamente se trata de evitar el contacto con la persona que padece la enfermedad y con los objetos que hayan podido contaminarse. Deben aislarse las personas que sufran la enfermedad hasta que las lesiones cutáneas estén curadas y evitar el contacto con otras personas en su entorno. Se debe utilizar mascarilla para evitar la transmisión y limpiar las superficies que hayan podido quedar contaminadas. 

– ¿Tiene cura?

– La enfermedad actual no parece ser grave. La mortalidad por viruela del mono en los brotes en África ha oscilado de alrededor del 5% en los países de África Occidental al 10% en los de África Central. Para los casos graves pueden utilizarse algunos antivíricos que son eficaces para otras enfermedades y que muestran actividad en la infección por el virus de la viruela del mono. Se confía más en el valor preventivo de la vacuna de la viruela, ya que ofrece protección (85%) frente a la viruela del mono. Se propone administrar esta vacuna a personas que estén a riesgo de infectarse y desarrollar la enfermedad. 

Fuente: https://portalcomunicacion.uah.es

Más artículos de la Universidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete al Grupo Tordesillas​

Introduce tu email y recibirás las novedades del Grupo Tordesillas mensualmente en tu correo electrónico.

Ir arriba