Entrevista a María Pastor, coordinadora del CDT de la UMH

Entrevista a María Pastor, coordinadora del CDT de la UMH

María Pastor es licenciada en medicina y cirugía, con amplia formación de posgrado dentro y fuera de España. Profesora en la UMH, actualmente dirige el Área de Doctorado Internacional de la UMH.

Desde julio 2017, coordina el Colegio Doctoral Tordesillas de Salud Pública e Historia de la Ciencia en el marco del Grupo Tordesillas, una iniciativa que nació en el año 2000 para promover la cooperación interuniversitaria entre países iberoamericanos con diferentes acciones.

A día de hoy, el Grupo está compuesto por 55 universidades, de las cuales 29 son brasileñas, 8 portuguesas y 18 españolas.

La UMH se incorpora al Grupo Tordesillas en noviembre de 2016 con el propósito de facilitar la cooperación de la UMH con las más de 50 universidades que componen el grupo. ¿Qué ventajas presenta cooperar con otras entidades a nivel internacional?

Muchas. La internacionalización es uno de los objetivos de nuestra misión como universidad pública, y también supone un servicio público a los estudiantes. En un mundo globalizado, estrechar vínculos con otras instituciones mediante la internacionalización de las actividades docentes y de investigación es fundamental para transferir conocimiento científico. Esta internacionalización debe tener como objetivo principal la movilidad formativa —tanto de estudiantes como de profesores— para alcanzar una formación de calidad a nivel mundial.

Menos de un año después de incorporarse a la red, la UMH consiguió poner en marcha y coordinar su propio Colegio Doctoral Tordesillas (CDT). ¿Nos puede hablar más de esta iniciativa?

Un CDT es una asociación libre formada por instituciones de los países pertenecientes al grupo (Brasil, Portugal y España) que tiene como objetivo desarrollar actividades académic- o-científicas as que contribuyan a realizar programas de posgrado conjuntos. Bajo este marco, en 2017 se crea el Colegio Doctoral Tordesillas de Salud Pública e Historia de la Ciencia coordinado por la UMH y compuesto por las facultades de Medicina de la UMH y de la Universidad de Porto (Portugal) y por la Facultad de Medicina y de Salud Pública de la Universidad de São Paulo (Brasil). Dichas universidades fueron invitadas a participar en el CDT por su apuesta por la internacionalización de posgrados y por el hecho de que sus programas resultaban complementarios; la alianza implicaba un intercambio de innovación y mejora. También se comprobó que la estructura académico-administrativa de los departamentos fuera similar, para garantizar una unión fructífera y de un coste burocrático mínimo.

¿Qué implicaciones tiene para la UMH no sólo estar integrada en el Grupo Tordesillas, sino además coordinar un Colegio?

Es una gran contribución a la proyección internacional de la UMH y una apuesta por potenciar la movilidad y la cooperación académico-científica. La internacionalización es fundamental para el desarrollo de las universidades, sobre todo en el contexto de un mundo globalizado marcado por profundos y rápidos cambios sociales, científicos y tecnológicos.

En el marco de esta colaboración, en febrero de 2018 se celebró un seminario internacional y en noviembre del mismo año se participó en el XIX Encuentro de Rectores del Grupo Tordesillas, ¿cómo fueron ambas experiencias?

El Seminario celebrado en febrero era la primera actividad de nuestro CDT y reunió a más de 30 ponentes de los tres países en São Paulo. Además de la modalidad presencial, se habilitó la opción de participar desde la UMH y desde la Universidad de Porto de manera online. El objetivo principal era identificar profesores e investigadores con interés en la

internacionalización de su trabajo para impulsar la cooperación mutua. Los resultados del seminario han sido rápidos y constatables a través de movilidad y de colaboraciones en investigación: en 2018, mediante la I convocatoria de becas de movilidad CDT de Salud Pública e Historia de la Ciencia —financiadas por la fundación Santander Universidades—, se otorgaron las primeras cuatro ayudas del CDT. Además, a través de un acuerdo con la Fundación Carolina, dos profesores brasileños de reconocido prestigio pudieron venir a la UMH para colaborar en investigaciones conjuntas. Las becas Destino UMH también han contribuido en la movilidad.

Por otra parte, el XIX Encuentro de Rectores del Grupo Tordesillas “Universidades inclusivas para avanzar en la Agenda 2030” reunió a más de 70 universidades. En el evento, los CDTintercambiaron conocimientos, dificultades y vías de financiación. También se exploraron nuevas sinergias y se expusieron los resultados ante la Asamblea General de Rectores. De hecho, tras la exposición y resultados del CDT de la UMH, surgió interés por parte de dos de las mayores universidades públicas de Brasil, la de Pernambuco y la de Campinas, en asociarse y formar parte del CDT. Ahora mismo su inclusión se encuentra en curso.

Ya se han convocado dos veces becas para para la realización de movilidad formativa dentro del CDT que coordina la UMH, ¿qué le diría a una persona que estuviera leyendo esta entrevista y tuviera posibilidad de participar en futuras convocatorias?

Que estamos ante nuevas exigencias profesionales, donde cada vez se demandan más fundamentos y capacidades en avances científicos y tecnológicos derivados de la propia globalización, además de un atento conocimiento a los contextos globalizados políticos, económicos sociales y culturales. Cualquier oportunidad que se les brinde para formarse que incluya la movilidad hacia otros contextos debería aprovecharse. Siempre aprendemos por comparación; el comparar con lo diferente nos brinda nuevas formas de ver, entender y aproximarnos al mismo problema.

¿Qué se sabe del Seminario “Ciencia y medicina en contextos dictatoriales: los casos de Brasil, España y Portugal en el siglo XX”, que tendrá lugar en 2019?

Es un encuentro académico que están organizado los compañeros de Historia de la Ciencia (Enrique Perdiguero, Eduardo Bueno e Ignacio Suay). Mediante las aportaciones de investigadores de Brasil, España y Portugal, pretenden analizar la influencia que los contextos dictatoriales de estos tres países tuvieron en el desarrollo de la ciencia y la medicina. Buscan explicar cómo estas disciplinas fueron usadas por los regímenes dictatoriales —y también por los propios científicos para obtener legitimación— y cómo estas circunstancias determinaron las transiciones hacia la democracia que se produjeron posteriormente.

De todos es sabido que muchos procesos históricos de Portugal y España son similares, pero también pueden encontrarse grandes relaciones con Brasil, aunque este país esté en un contexto sociopolítico muy diferente. Entender cómo ha sido el pasado nos puede ayudar a comprender fenómenos recientes que estamos viendo a ambos lados del Atlántico.

En general, ¿cuál es su valoración sobre el CDT en salud Pública e Historia de la Ciencia? ¿Cuáles han sido los mayores logros y las mayores dificultades?

La valoración es muy positiva teniendo en cuenta el corto recorrido —18 meses— del CDT. Hay mucho interés en colaborar en las áreas afines en las que se han encontrado sinergias, tanto a nivel de investigación como académico. Como logros, veo importante destacar la inmediatez con la que se ha producido movilidad de estudiantes de doctorado y profesores, y el inicio del trabajo de diferentes equipos en proyectos de investigación.

Además, hemos firmado un acuerdo con la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo (FAPESP, Brasil) por el que ambas partes nos comprometemos a la cofinanciación bilateral de proyectos de investigación. La primera colaboración será mediante la convocatoria SPRINT (São Paulo Research in International Collaboration), con la que trabajaremos de manera cooperativa en proyectos de investigación conjunta a medio y largo plazo.

Por otro lado, y ante los resultados obtenidos, las tres universidades miembros vamos a dedicar fondos propios para la movilidad dentro del CDT. En este sentido, la financiación es la mayor dificultad a la que nos enfrentamos, pero creemos que a pesar de los escollos hay grandes oportunidades para encontrar apoyos y convertir al CDT en una realidad sostenible y de éxito a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba